MINISTRA LÓPEZ SOBRE INFUNDADAS ACUSACIONES DEL PRÓFUGO DE LA JUSTICIA “SANCHEZ BERZAÍN” EN SU CONTRA

El sábado, Sánchez Berzaín acusó a López de cometer crímenes para mantener en el poder al Presidente Evo Morales, acusación que fue rechazada por la Ministra de Comunicación en una entrevista con radio Panamericana.

La Ministra de Comunicación, Gisela López, dijo el lunes que son infundadas las acusaciones en su contra del exministro de Defensa y prófugo de la justicia boliviana, Carlos Sánchez Berzaín, y aclaró más bien que éstas  se alinean con la campaña de mentiras que promueve la oposición política boliviana, para desprestigiar al gobierno del Presidente Evo Morales.

“Hay un contexto sobre esta acusación que han reproducido algunos medios de comunicación de Bolivia, acusación del exministro de Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, acusado en Bolivia de genocidio y que lanza una acusación infundada contra mi persona”, puntualizó.

Gisela López afirmó que su trabajo siempre se enmarcó en la defensa de la vida, y más aún durante los sucesos registrados entre septiembre y octubre de 2003, cuando el exministro de Defensa “mataba en Bolivia”.

Reiteró que las acusaciones de Sánchez Berzaín coinciden con el ataque injerencista de la congresista estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, que instó el miércoles pasado desde su país, a hacer esfuerzos para evitar que Evo Morales se postule a un cuarto mandato en las elecciones de 2019, además de insultar al Jefe de Estado boliviano.

“Por supuesto que se va a inventar cualquier cosa, por supuesto que va a utilizar la mentira porque es la base del discurso de la oposición en Bolivia”, acotó.

Sanchez Berzaín: Un jurado en el Estado estadounidense de Florida encontró hace dos meses a Sánchez Berzaín y el expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) culpables por ejecuciones extrajudiciales durante la insurrección popular en Bolivia entre septiembre y octubre de 2003, cuando 60 civiles murieron por bala y otros 500 resultaron heridos a manos de fuerzas militares y policiales, durante esa administración ultraliberal.

(RPO´S)