LLOJETA Y POLÍTICAS URBANAS

El presidente del Estado Plurinacionalidad, ha dado una solución inmediata, al problema de los afectados por el derrumbe de sus viviendas; una tragedia debida a la falta de políticas de prevención de riesgos.

Con alguna frecuencia, se escucha opiniones adversas, a la intervención del poder Ejecutivo en temas municipales, olvidando que el gobierno central tiene que dar soluciones a los sectores menos favorecidos, generando actividades que combinan ingreso económico y desarrollo urbano. Nadie puede oponerse a este tipo de políticas que tienen una cobertura en todos los territorios municipales. A estas políticas económico sociales, se acompaña con políticas destinadas al desarrollo de proyectos culturales y deportivos, el programa de Intervenciones Urbanas complementan las políticas de intervención en todos los niveles del Estado regional y municipal.

Las políticas de vivienda, que se ha desarrollado durante estos últimos 10 años, ha superado con mucho todas las políticas de los gobiernos anteriores; gracias a estas políticas se han edificado, en varios municipios del país, soluciones habitacionales, una de ellas ha servido para mitigar los efectos de una tragedia, para la mayoría de familias que perdieron todo su patrimonio.

Una respuesta inmediata, del gobierno central, ha recibido comentarios muy positivos en la prensa extranjera y poca valoración de alguna prensa nacional, empeñada en su definición que cualquier acto presidencial es un acto político; no están equivocadas pues el presidente es la primera autoridad política del país, por ello no debe ser novedad, que el presidente realice actos políticos, entendidos como bien común.

El  argumento contrario a una intervención del presidente en la problemática municipal ha quedado superado, pensamos, por la capacidad de reacción demostrada en el tema del derrumbe ocurrido en la zona de Llojeta. Lo que es lamentable es la ausencia del Ejecutivo municipal, pues un drama de esta magnitud merece una presencia de todos los involucrados, independientemente de aspectos ideológicos, de competencias y territorios.

El llamado espacio urbano como un espacio de realización de la vida tiene varios aspectos a ser considerados, no solamente la vivienda, sino una mirada integral ligada a los derechos humanos y los derechos de la Madre Tierra. Estamos hablando de una manera holística de comprender el fenómeno urbano, mirada que es propia de las culturas de los pueblos originarios.

La tragedia de Llojeta debe servir para re-pensar nuestras políticas urbanas, de ocupación del espacio y de convivencia entre la sociedad naturaleza y normas de ocupación del territorio. No debería ser un tema de especulación política-electoral. Los desafíos, en un lugar de riesgo permanente como es la ciudad de La Paz, se merece  una generosidad en su tratamiento y una mirada de largo plazo.

Audio