En cumplimiento a las disposiciones nacionales, en San Ignacio de Moxos se cumple el horario laboral continuo, el control sanitario en la salida de vehículos hacia otras ciudades. Entre las medidas de precaución tomadas, el municipio cuenta con la presencia permanente de un médico en la terminal de buses.

El alcalde de San Ignacio de Moxos, Roberto Tibusa, informó que esa comuna, toma todas las medidas de precaución para hacer frente al virus COVID-19. Asimismo, se ejerce una estricta vigilancia en los mercados y centros de abasto para evitar la especulación y desabastecimiento de productos alimenticios.

"Estamos preparados y alertas, lo principal es no alarmar a la población, somos un municipio consciente y estamos trabajando por el bienestar de la población. Hemos adquirido los insumos necesarios de prevención, especialmente para los centros de salud, como así también la habilitación de ambientes para aislar a pacientes que presenten signos del coronavirus", indicó el alcalde municipal Roberto Tibusa Matareco.

ABI

Noticias