En el municipio pandino de Puerto Rico, concluyó el trabajo de rastrillaje para detectar casos positivos de COVID-19. El Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) analiza los resultados alcanzados en busca de tomar nuevas determinaciones para evitar la propagación de la pandemia.

La Directora del Centro de Salud Puerto Rico lamentó la actitud de algunas personas que no quisieron colaborar en el rastrillaje. “Hay personas que no quisieron abrir sus puertas al personal de salud, ya que, lo primero que pedían es que se les pueda dar medicamentos, pero no se puede dotar medicinas libremente a la población. El trabajo se centra en orientar a las personas y poder detectar casos sospechosos o positivos de COVID-19”, indicó Sonia Ortega.

Los trabajos de rastrillaje se realizaron en todo el municipio, tanto las comunidades como el área rural. “Hay personas que han a provechado el encapsulamiento para irse a otros lugares, continuaremos insistiendo en realizar el rastrillaje en los hogares de las familias que habrían salido del municipio, con el objeto de descartar todos los posibles contagios”, concluyó Ortega.

RPO's

Noticias