El procurador General del Estado, José María Cabrera, informó este lunes que se logró ajustar los plazos legales de dos casos que tienen que ver con Bolivia y que se ventilan en estrados de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA).

En un contacto con Bolivia Tv, desde La Haya, -la sede de ese tribunal- la autoridad detalló que sostuvo una reunión con Hugo Hans Siblesz, Secretario General de la CPA, con quien conversó sobre dos procesos: el referido a la Compañía Minera Orlandini y el caso Glencore Finance (Bermude) Limited.

"Fue una tarea ardua, finalmente se pudo, con mucha dificultad, que se haga el aplazamiento y la suspensión de diferentes términos, ese fue uno de los aspectos tocados con el Secretario General", afirmó Cabrera.

El Procurador explicó que durante la vigencia de la cuarentena rígida por el COVID-19, se efectuó varias quejas ante la CPA puesto que no suspendió los plazos para la tramitación de estos juicios, como ocurrió en otros tribunales internacionales.

En ese marco, Bolivia reclamó porque todos los procedimientos estaban paralizados en el extranjero y en el país, pues no había notarías de fe pública, se activaron restricciones para los funcionarios públicos y se presentaron otras dificultades.

Sin embargo, en la CPA seguían "corriendo los plazos procesales y eso estaba causando inconvenientes a la defensa de los intereses de Bolivia, de manera que la Procuraduría General del Estado, como institución responsable de la defensa de Bolivia ante diferentes tribunales internacionales, formuló su reclamo", afirmó Cabrera.

Agregó que esa situación fue expuesta, esta jornada, ante el Secretario General de la CPA, quien confirmó el ajuste de los plazos procesales.

"Lo ha entendido de esta manera el señor Secretario General (Hugo Hans Siblesz), de manera que se ha acomodado el calendario de las diferentes actuaciones procesales y las diferentes audiencias que se tenían señaladas en este tipo de juicios arbitrales", insistió la autoridad.

La CPA tiene su sede en La Haya, en el Palacio de la Paz, junto con la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde Bolivia radicó la demanda marítima y el aún pendiente juicio por el Silala. 

La Corte Permanente de Arbitraje fue establecida en 1899 para facilitar el arbitraje y otros métodos de resolución de controversias entre Estados; se ha convertido en una institución de arbitraje moderna y polifacética, para responder a las necesidades, en evolución, de la comunidad internacional en materia de resolución de controversias.

ABI

Noticias