El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, afirmó este lunes que el Gobierno velará porque las elecciones generales del 18 de octubre sean transparentes y anticipó que se convocará a todos los candidatos para consolidar ese objetivo.

"Vamos a garantizar desde el Órgano Ejecutivo que haya un proceso electoral transparente y convocamos a todos los candidatos a que podamos buscar la mejor solución para que los bolivianos tengamos un proceso transparente", afirmó Núñez, durante una conferencia de prensa.

En esa línea, la autoridad prevé que en los próximos días la presidenta Jeanine Áñez convoque a todos los actores para que se garanticen todas las condiciones democráticas y así los bolivianos elijan a sus nuevos gobernantes.

"Seguramente en días posteriores, la Presidenta va a convocar a los candidatos y a los partidos políticos, el Órgano Electoral y a los organismos internacionales para que los bolivianos vivamos un proceso democrático y ya no vivamos lo que tuvimos en el pasado", aseguró Núñez.

La reacción se registra luego que el candidato a la presidencia por el MAS, Luis Arce, asegurará que la única posibilidad en la que su oponente de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, podría ganarle es con un fraude electoral.

"Nosotros no creemos que vaya a ganar el señor Mesa. Por supuesto, tenemos una amplia ventaja que día a día se va ampliando con respecto al segundo. Nosotros no vemos la posibilidad de que nos ganen, excepto con un fraude", declaró Arce, en una entrevista con el diario chileno El Mercurio.

Ante esto, el Ministro Núñez señaló que hoy el Tribunal Supremo Electoral (TSE) es un órgano independiente y su tarea es llevar a cabo un proceso electoral transparente.

"Y no como antes que teníamos un Órgano Electoral sometido a los intereses de Palacio y que mantenía contactos telefónicos con candidatos de una tienda política y eso no tiene que suceder", expresó la autoridad.

En noviembre de 2019, la misión de observación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) no pudo avalar los resultados de los comicios del 20 de octubre debido a varias irregularidades y la "manipulación dolosa" en la transmisión de esos resultados, que dieron la victoria en primera vuelta al expresidente Evo Morales.

Tras el reporte de esa misión internacional y aun siendo presidente, Morales convocó a nuevas elecciones, pero con otras autoridades electorales. Tras ese anuncio, el mandatario dejó el cargo y se fue del país.

Ante esto, se iniciaron procesos penales contra 30 exfuncionarios del Órgano Electoral, entre ellos los exvocales María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Antonio Costas, Lidia Iriarte, Lucy Cruz y Édgar Gonzales.

También se activaron otros procesos contra el expresidente Morales, el exvicepresidente Álvaro García y sus exministros por ser los principales responsables del presunto fraude electoral.

ABI

Noticias