En lo que va de 2020, el Gobierno registró una disminución de casos de trata y tráfico de personas en el país, informó este martes Arturo Murillo, ministro de Gobierno.

La autoridad detalló que el 2015 se registraron 472 casos de trata y tráfico; el 2016, 545; el 2017, 474; el 2018, 528; el 2019, 637; y en lo que va de este año, 201 casos.

Esta situación se registró "gracias al buen trabajo que hace nuestra Policía y gracias al buen trabajo que hace nuestro sistema de alerta, nuestro sistema de migración, que ha estado controlando, porque la trata y tráfico no solamente es de bolivianos, también se estuvo haciendo trata y tráfico de haitianos, usando nuestro país, como tránsito, para llevarlos a prostituir y venderlos en países como Chile", explicó Murillo.

En ese sentido, recordó que uno de los mandatos que dio la presidenta Jeanine Áñez es precisamente la lucha contra la trata y tráfico, junto a la lucha frontal contra el narcotráfico, porque "son dos cabezas gemelas, dos monstruos que destruyen a la sociedad".

Entonces "gracias a que hoy tenemos la Policía sólida al servicio al pueblo y no al servicio a un partido político (se está luchando) cada día con mayor ahínco y con mayor fuerza contra el narcotráfico, pero también (...) para cortar el paso a los traficantes de personas, a los que trafican con niños, a los que nos roban las esperanzas a los bolivianos", insistió Murillo.

La autoridad hizo esas declaraciones durante su intervención, en ocasión de la firma de un convenio entre el Gobierno boliviano y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para activar un sistema centralizado de información con el fin de reforzar la lucha contra la trata y tráfico de personas.

ABI

Noticias