Los embajadores de Irán y Venezuela presentaron este miércoles las cartas que los acredita como representantes de sus respectivos países al presidente Luis Arce, en el marco de una ceremonia formal en la que participó el canciller Rogelio Mayta. 

Poco antes de su acreditación formal, los embajadores de Irán, Morteza Tafreshi, y de Venezuela, Alexander Yánez, partieron de la Cancillería que está a unos 300 metros, en la Plaza Murillo y se dirigieron al Palacio Quemado.

Pasada las 09.00 de este miércoles, los diplomáticos pasaron al piso 21 de la Casa Grande del Pueblo, donde fueron recibidos por el nuevo mandatario boliviano.  

Tras la entrega de las cartas credenciales, los diplomáticos conversaron brevemente con el presidente Arce y de este modo se repuso de manera formal los mecanismos de diálogo político con Irán y Venezuela.

"Siempre son bienvenidos a Bolivia. Seguiremos fortaleciendo los proyectos comunes en beneficio de nuestros pueblos", expresó Arce, a través de su cuenta en Twitter (@LuchoXBolivia).

Las relaciones diplomáticas de Bolivia con ambos países fueron interrumpidas durante el gobierno de Jeanine Añez.

En el caso venezolano, hace dos días, su ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, procedió a recuperar las instalaciones de su Embajada en La Paz, que habían sido ocupadas por un representante del presidente encargado Juan Guaidó.

ABI

Noticias