El Presidente de Bolivia, Luis Arce, aseguró que el Gobierno tiene un importante compromiso con el sistema educativo en el país, tras un negativo año para las niñas, los niños y jóvenes que en la mayoría de los casos atravesaron por dificultades con el acceso al internet y la falta de equipos tecnológicos, en ocasión de inaugurar el VI Encuentro Pedagógico para el retorno a clases con las exigencias de bioseguridad, ante el escenario adverso por el COVID-19

“Más que nunca reitero mi compromiso con el sistema educativo. De acá saldrán las líneas maestras para poder enfrentar la pandemia y el posible retorno a clases. (…) Llegamos al gobierno para hacer este VI Encuentro Pedagógico, para establecer las líneas que nos ayudarán respectar el derecho a la educación en épocas de pandemia”, manifestó.

El Mandatario dijo que este 2020 fue un año “negativo” para la educación boliviana, especialmente en el área rural donde el acceso a la tecnología no llega a todos por igual.

El primer mandatario sostuvo que la administración de Jeanine Áñez intentó definir una política educativa entre cuatro paredes, con especialistas que no conocían de la pedagogía y la realidad social que vivía el país. Aclaró que es diferente pasar clases virtuales con computadora sobre un escritorio, que recibir la capacitación en un cuarto pequeño acompañado de toda la familia por celular.

Noticias