La mañana de este jueves, el Presidente de Bolivia, Luis Arce, promulgó el Decreto Supremo 4424 que crea un fondo inicial de 911 millones de bolivianos, para viabilizar créditos dirigidos a reactivar el aparato productivo nacional con una mínima tasa de interés anual del 0,5%, luego de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus.

"A través de este decreto con un monto inicial de 130 millones de dólares aproximadamente, todos los productores que quieran ingresar en la etapa de sustitución de importaciones podrán ser beneficiarios de créditos con bajas tasas de interés anual con el fin de sacar a Bolivia de esta crisis y retomar el crecimiento sostenido", dijo en un acto realizado en la Casa Grande del Pueblo.

Los créditos tendrán un 0,5% de interés y los recursos de los créditos podrán financiar capital de operaciones o de inversión que tengan por finalidad la elaboración de materias primas, insumos y manufacturas que sustituyan importaciones.

"La tasa de interés es de 0,5 por ciento, prácticamente cero, tanto para capital de operaciones, compra de materia prima nacional como para la importación de maquinarías, de herramientas, de material que va a insumir la industrialización para tener un material final sustituto de importaciones. Toda esa industria tiene el respaldo del Gobierno nacional a través de esta medida", agregó el Mandatario.

Para la otorgación de los 911 millones de bolivianos, el DS 4424 autoriza al Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural suscribir contratos de fideicomiso con el Banco de Desarrollo Productivo S.A.M, por un monto de hasta 468,4 millones de bolivianos, y con el Banco Unión S.A., por 442,7 millones.

“Este decreto fomentará la producción de bienes e insumos con sustitución de importaciones a favor de la industria nacional, en condiciones de fomento y altamente favorables, para este propósito se constituyó un fondo inicial de más de 911 millones de boliviano para crédito productivos”, manifestó el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

Noticias