El presidente Luis Arce recibió esta jornada el primer lote de 40 mil pruebas de antígeno nasal con el objetivo de identificar de manera temprana a las personas infectadas con la COVID-19 y prevenir el incremento de contagios. La autoridad explicó que las mismas serán distribuidas en Santa Cruz y La Paz por el número de casos registrados, sin embargo, adelantó que se espera la llegada de otras 1.668.000 para finales de enero y la compra de cerca de 550 mil pruebas PCR para enfrentar la enfermedad.

“Las primeras 40 mil pruebas serán distribuidas en Santa Cruz y La Paz, sin embargo, vamos a recibir otras 1.668.000 hasta el 10 de enero, además de la compra de cerca de 550 mil pruebas PCR para tener el equipo necesario y enfrentar la enfermedad. No queremos que el pueblo boliviano sufra una vez a causa de esta enfermedad”, sostuvo la autoridad. 

Las nuevas pruebas rápidas de antígenos son mucho más precisas y determinan si alguien está infectado en la actualidad, una gran diferencia con las anteriores pruebas rápidas de anticuerpos, que pueden mostrar cuándo alguien ha tenido COVID-19.

En esa línea, el primer mandatario instruyó a Boliviana de Aviación realizar las gestiones necesarias para ser el transporte oficial de todos los insumos adquiridos por el Gobierno nacional.

“Instruimos a BOA realizar todos los trámites para convertirse en el transporte oficial de todo el material sanitario que estamos adquiriendo desde el Gobierno nacional”, manifestó.

Noticias