CAF: Bolivia no está en crisis y tiene posibilidad de mejorar la diversificación de su economía

Imagen eliminada.

La Paz y Nueva York, ESTADOS UNIDOS, 21 sep (ABI).- El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Enrique García, aseguró el miércoles, en Nueva York, Estados Unidos, que Bolivia no está en crisis y que tiene posibilidades de mejorar la diversificación de su economía por su colchón económico.

García, después de sostener una reunión con el presidente Evo Morales, dijo: "Bolivia es uno de los países que ha resistido mejor" la recesión económica que se registra a nivel mundial.

"No, yo he vivido crisis y esto no es crisis, es decir no es lo mismo que era hace un año y dos años, pero cuando uno tiene 14 o 15 mil millones de reserva, bueno evidentemente no está en crisis", afirmó en declaraciones a la Red Patria Nueva.

Ante esa estabilidad económica, el Presidente de la CAF aseguró también que Bolivia se encuentra entre los países que puede mejorar la diversificación de su economía, no solo con inversión pública sino también privada.

"Evidentemente si uno no toma medidas para reactivar la economía en diversos sectores, entonces hay problemas y Bolivia no está en crisis", indicó.

Según datos oficiales, Bolivia no sufre una crisis económica, a pesar del contexto internacional, porque tiene un 'colchón' de 14.474 millones de dólares que demuestra su fortaleza financiera.

Además, la crisis económica externa, debido a la baja de los precios internacionales y la desaceleración de las economías europeas y asiáticas, que contagió a otros países de la región, no afectó a la economía boliviana, porque aplicó el modelo Económico Social Comunitario Productivo.

"Yo diría que es un buen momento para mirar hacia adelante con una agenda renovada que compatibilice no solo los temas de estabilidad, sino de un crecimiento económico que pueda mantenerse a niveles iguales o superiores a los actuales", manifestó García.

A la fecha Bolivia encabeza la tasa de crecimiento económico en la región y augura cerrar en 2016 con un crecimiento de 5%.

En 2015, Bolivia terminó como segundo país en crecimiento económico en Latinoamérica.