El calendario electoral, será el punto central de la agenda del país. Eventos como los probables paros escalonados, promovidos por el Comité Cívico Potosinista quedan relegados por las estadísticas de la reciente encuesta  hecha pública por el equipo CIES – Mori.

Las encuestas como fotografías del momento político demuestran que existe una considerable distancia entre el primero y el segundo en carrera. Esta fotografía define un tercer lugar confirmado para la Alianza Bolivia dijo No, sin tomar en cuenta el efecto de crisis que ocasionó la salida de su candidato a Vicepresidente.

El frente Bolivia dijo No, ha reducido, territorialmente su preferencia al departamento de Santa Cruz confirmando que como alianza no tuvo mayor crecimiento y retorno al núcleo duro de votantes que tiene el Movimiento Demócrata Social y cuya diferencia con el MAS es de apenas tres puntos de diferencia ¿Gana el MAS o pierde el MDS? Es indudable que Ortiz conocía estos datos, por eso su campaña contra el candidato Carlos Mesa.

Si revisamos las cifras, para el caso de Santa Cruz, veremos que entre Carlos Mesa y Oscar Ortiz es de 7 puntos, que en una elección del gobierno departamental, queda establecido que serán tres fuerzas que disputarán la gobernación y con una composición de la Asamblea departamental sin hegemonía de los Demócratas. Esta es. Como vemos la explicación de la campaña anti Mesa que tiene  Oscar Ortiz que ve como peligroso el crecimiento de Carlos Mesa a nivel departamental.

Otro escenario conflictivo para la oposición es Potosí que reafirma su votación mayoritaria para el MAS que mantiene una diferencia  de 14 puntos respecto al segundo que es Carlos Mesa; estas cifras justificarían el abandono de Edwin Rodríguez a la vicepresidencia de  Bolivia dijo No, que apenas llega a un 4%, la fórmulas de incorporar un “colla” en las filas orientales no dio el resultado esperado.     

Otro dato importante es que el 91% de los votantes ya tienen definido su voto un 79% apoyando a partidos políticos y un 12% ha definido su voto como nulo o en blanco; quedando tan sólo un 9% de “indecisos” que serán el objetivo de las campañas electorales, esta disputa estará centrada sobre todo a nivel departamental y con una responsabilidad centrada en los candidatos uninominales.

Lo que no demuestra la encuesta es la posibilidad del voto cruzado, que puede alterar algunos resultados a nivel nacional.

Se dice que los indecisos “votan a ganador” de ser cierta esta afirmación y sobre un 91% de votos confirmados, el oficialismo tiene porque sentirse ya ganador; pero como sabemos en Bolivia las encuestas no siempre se aproximan a la realidad; para todos los candidatos las estadísticas son una base para duplicar sus esfuerzos en la  dura batalla de disputar votos  e incrementar su representación política en el espectro nacional.

Audio