En el municipio cruceño de Roboré inicia el curso de “bomberos forestales”. Este curso dirigido a personas voluntarias tiene el objetivo de evitar los incendios durante la época de sequía. Según los pronósticos del clima se aproxima una época seca en la zona.

Para evitar la propagación del COVID-19, esta actividad se desarrolla con los respectivos implementos de bioseguridad y al aire libre. “Estamos capacitando a un grupo de voluntarios, vamos a trabajar para ir consolidando y dándoles todas las condiciones, viendo la posibilidad de un salario mínimo para que estén atentos en las comunidades y en Roboré, para que en caso de emergencia ataquen al fuego inmediatamente”, indicó Carlos Ragónes, Secretario General del municipio de Roboré.

“Muchos de los voluntarios ya participaron en los incendios que ocurrieron en la gestión 2019. Ojalá en toda la Chiquitanía se tenga personal voluntario asalariado para que podamos contar con ellos de manera efectiva”, concluyó la autoridad.

RPO's

Noticias